¿Qué es… un asana?

El yoga es una filosofía práctica. Como tal, incluye además de un riquísimo acervo filosófico, una parte física que es el corazón mismo de la disciplina. En yoga se realizan posturas de dos tipos: dinámicas (con movimientos) y estáticas (sin movimiento). La postura se mantiene 2 o 3 segundos.” Cuando pasa a su fase estática esa misma postura se denomina con el término sánscrito asana.

Un asana no es solo una postura armónica, es algo mucho más profundo, pensado para lograr el equilibrio psico-fisico-espiritual. En el asana no están comprometidos solamente los músculos sino también la mente a través de la respiración, que a su vez dirige el buen funcionamiento de los órganos, glándulas y demás sistemas corporales. Hay múltiples asanas y cada uno de ellos en particular se ocupa de focalizar y dirigir la energía hacia alguna parte del cuerpo, o de liberarla, la transformándola o la concentrándola en determinada parte del cuerpo.

En el asana se combinan a la vez la postura estática, la respiración controlada, el estado de concentración y, en ocasiones, la meditación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.