Aceite mosqueta

Aceite de rosa mosquetaEstudios recientes han demostrado que la rosa mosqueta y, en particular, el aceite mosqueta extraído de ella, es una fuente riquísima de propiedades medicinales, farmacológicas y cosméticas. Este aceite, utilizado hace siglos por culturas aborígenes que ya conocían sus propiedades, tiene decenas de beneficios aplicados al cuerpo y la salud, entre ellos el de ser un potente regenerador dérmico: elimina y previene arrugas, estrías, cicatrices, manchas en la piel ocasionadas por el sol, etc.

La Rosa Mosqueta es un arbusto silvestre que crece en los suelos de la Patagonia argentina, así como en menor cantidad la encontramos en algunas zonas de Chile y Perú. Posee ramas delgadas y repletas de espinas, cuyos tallos y ramas están llenos de flores blancas y rosadas. Cuando sus pétalos caen, la planta desarrolla un fruto rojizo de forma ovalada, repleto de unas enormes semillas (constituyen el 70% de su peso), y será de ellas de las que se extraiga el aceite, considerado hoy día como uno de los regeneradores dérmicos más poderosos que existen.

Las propiedades únicas regenerativas del aceite mosqueta se deben a su composición química, basada en un alto contenido en ácidos grasos esenciales poliinsaturados: Linoleico 44-49% y linolénico 28-34%, que están directamente relacionados con la síntesis del colágeno. Estos ácidos son sustancias nobles, indispensables para zonas donde existen altos índices de proliferación de células nuevas, como es el rostro. El aceite es muy liviano y se absorbe rápidamente, su pH es de 5.1 lo que le hace afín a la piel, además no tiene olor y tiene una textura ideal para el tratamiento local.

¿Cuáles son esas propiedades que tiene el aceite mosqueta?
He aquí las más importantes:

• Regenerador dérmico: por este motivo es infalible en el tratamiento de cicatrices, arrugas y estrías.

• Hidratante: para prevenir estrías y envejecimiento prematuro de la piel.

• Ayuda a prevenir la deshidratación de la piel, ya que reduce la pérdida de agua del interior de la epidermis actuando sobre la barrera de ceramidas

• Ayuda a la piel a producir colágeno, elastina y ácido hialurónico, responsables de la firmeza, elasticidad y juventud dérmicas.

• Es el mejor aliado contra el envejecimiento causado por las radiaciones solares, a través de la autogeneración de melanina.

• Maquillaje natural: redistribuye la pigmentación permitiendo la eliminación de manchas solares, así como las producidas en los casos de acné, varicela o viruela, disimulando la hiperpigmentación producida por las cicatrices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.