Beneficios del yoga (parte 1)

Beneficios del yoga 1¿Cuántas veces escuchamos a alguien que practica yoga recomendar fervientemente esta disciplina? ¿En cuántos programas de televisión, libros y artículos de periódicos nos enteramos de que “el yoga es bueno para… (completar con la dolencia que tengas)? Pero… ¿esto es realmente así? ¿Alguien puede explicar por qué esta práctica es tan buena? ¿Sobre qué actúa? ¿Qué va a cambiar en tu cuerpo si practicas yoga? ¿Va a cambiar sólo tu salud, tendrá influencias sobre tu carácter, sobre tu percepción del mundo, de la vida, de las experiencias que nos ocurren? ¿Te transformarás en otra persona luego de algunas clases? ¿Es obligatorio ser vegetariano? ¿Hay que estar en buen estado de salud para practicarlo? ¿Es necesario tener agilidad?… ¡a no desesperar! Vinimos a darle respuesta a tus preguntas, en forma ordenada, y con paciencia… ¡para que te decidas y empieces a practicarlo!

Se ha dicho que el yoga ayuda a modificar la forma de vida de quienes lo practican. Los cambios son variados y dependen de muchos factores como el estado físico y mental de la persona, qué tipo de enfermedad tiene (si es que padece alguna), la alimentación y cómo se tome la práctica, entre otros.

¿Por qué es un cambio tan integral el que propone esta disciplina? Porque el yoga trabaja sobre los chacras, que son centros de energía que están localizados en determinadas partes del cuerpo. Con ello, se armoniza el cuerpo permitiendo que la energía circule y fluya, modificando el funcionamiento del organismo, equilibrándolo, haciendo que todo esté donde deba estar. Si eres una persona muy activa, no te convertirás de pronto en alguien quieto. Simplemente, que toda la actividad que realizas como consecuencia del estrés, desaparecerá. Quedará tu esencia, utilizarás esa fuerza y esas ganas de hacer cosas en proyectos más productivos y saludables. El yoga se encarga de poner todo en su lugar, no borrando tus características personales sino haciendo que cada uno de tus dones fluya de la mejor manera posible.

En cuanto al cuerpo, el yoga es útil para mantener, recuperar y aumentar la salud física. Podrás prevenir el estrés, bajar la tensión y la ansiedad, fortalecer tu sistema inmunológico, ver mejoría si eres hipertenso, diabético, asmático, y si tienes dificultades para conciliar el sueño o padeces dolores crónicos de cabeza o espalda. Corregirás fallas en tu columna, como la sifosis dorsal. Mejorarás el sistema cardiovascular, el aparato digestivo y la visión. Tus glándulas endócrinas funcionarán con todo su potencial, la tiroides se equilibrará. Tu cuerpo se sentirá más liviano y flexible.

Aquí te explicamos uno por uno estos beneficios:

Flexibilidad

El yoga permite mejorar la postura corporal. Uno de los primeros beneficios que se observan con su práctica es el aumento de la flexibilidad. Es probable que en un principio no puedas tocar las puntas de los pies con las manos ni mucho menos realizar arcos hacia atrás, pero si eres constante, notarás algunas posturas que parecían imposibles de realizase, serán posibles al fin.

Al mismo tiempo, desaparecerán dolores y tensiones, esto no es una coincidencia, ya que al alinear huesos y músculos y dar flexibilidad al cuerpo en general, estarás menos tenso y mejorarás en todos los aspectos tu postura.

Continúa en: Beneficios del Yoga (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.