Beneficios del yoga (parte 3)

Beneficios del yoga 3Fortalece los huesos
Ayuda a mantener la columna vertebral sana
Los discos que separan las vértebras de la columna (que sirven como amortiguadores, permiten ligeros movimientos de las vértebras y a la vez las mantiene unidas) se pueden herniar y como consecuencia, comprimir los nervios. Es por medio del movimiento que consiguen sus nutrientes, si se realiza una buena y equilibrada rutina de ejercicio como el yoga, combinada con torsiones, se suministrará el alimento para mantener a las vértebras saludables.

Ayuda a prevenir la Osteoporosis
Sabemos que los ejercicios en los que se realiza carga de peso fortalecen los huesos y en algunos casos previene la osteoporosis. Muchas posturas de yoga requieren que uno levante su propio peso y se sostenga parcialmente en diferentes articulaciones. Algunas como el “Perro Cabeza Abajo” o el “Perro Cabeza Arriba” fortalecen muchísimo los brazos y hombros, que son muy susceptibles a las fracturas por osteoporosis.

Hay estudios que demuestran que la práctica del yoga intensifica la densidad de los huesos vertebrales. La capacidad del yoga para bajar los niveles de la hormona del estrés (cortisol) puede ayudar a conservar el calcio de los huesos.

Activa las Articulaciones
Cada vez que se practica yoga, se mueven las articulaciones. Esto ayuda a prevenir la artritis degenerativa y a disminuir el dolor mediante el “efecto esponja” de las áreas de cartílago que normalmente no son utilizadas.

El cartílago de las articulaciones es como una esponja; recibe los nutrientes frescos sólo cuando se exprimen los fluidos y éstos absorben un nuevo suministro. Sin un adecuado mantenimiento, las áreas de los cartílagos se pueden fatigar, exponiendo al hueso que protegen.

Mejorar la respiración
El yoga sirve para mejorar, en muchas formas, la función respiratoria, alcanzando el volumen máximo al inhalar y mejorando por mucho la exhalación. El yoga también promueve la respiración por la nariz, la cual filtra el aire, lo calienta y lo humidifica, removiendo el polen, la suciedad y otras cosas que pueden penetrar en los pulmones.

El yoga te enseña a respirar. Muchas personas no conocen las técnicas de respiración que les podrían ayudar significativamente a tranquilizarse y aliviar algunas enfermedades respiratorias.

Aliviar el dolor
El yoga puede aliviar algunos dolores. De acuerdo con varios estudios, las asanas, el Pranayama y la meditación, o una combinación de las tres, reducen el dolor en personas con artritis, dolor de espalda, fibromialgia, síndrome del túnel carpiano y otras dolencias crónicas. Cuando disminuye o desaparece el dolor, el estado de ánimo mejora, se está más activo y se reduce la toma de medicamentos.

Estimula el sistema inmunológico.
Las asanas y el Pranayama pueden mejorar la función del sistema inmunológico al reforzar las defensas del organismo aumentando la resistencia a enfermedades e infecciones.

La meditación ha demostrado tener un efecto benéfico en el sistema inmunológico, intensificándolo en ocasiones (por ejemplo, elevando los niveles de anticuerpos en respuesta a las vacunas) o descendiéndolo cuando es necesario (por ejemplo, para enfrentar una enfermedad autoinmune).

Continúa en: Beneficios del Yoga (4)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.