Beneficios del yoga (parte 4)

Yoga, beneficios 4Mejorar el tono muscular

Los músculos, además de mejorar nuestro aspecto físico, nos protegen de dolencias como la artritis, dolor de espalda, ayudan a minimizar el impacto de las caídas en las personas mayores y muchas otras cosas más. El yoga nos ayuda a fortalecer los músculos; pero, a diferencia de las rutinas en un gimnasio, lo hace en conjunto con la flexibilidad. Si solo levantas pesas con el objetivo de aumentar el tamaño de los músculos, solo conseguirás fortaleza y no flexibilidad.

Relajar Músculos

Algunos movimientos cotidianos, como sujetar el volante del coche con fuerza, tarde o temprano producen tensión crónica, fatiga muscular, dolor en las muñecas, brazos, hombros, cuello y rostro, lo cual puede aumentar el estrés y empeorar el estado de ánimo.

Con el yoga, comenzarás a identificar dónde ejerces más fuerza o tensión: Puede ser en la lengua, los ojos, los músculos de la cara y el cuello y aprenderás a relajar tanto los músculos grandes (cuádriceps, trapecio o glúteos) como los pequeños.

Yoga Para Embarazadas

Practicar yoga en el embarazo ayuda a la futura mamá y a su bebé a prepararse para el momento del parto. Pero más allá de los beneficios físicos para el cuerpo de la madre, el yoga para embarazadas permite entablar una comunicación especial entre la mamá y el hijo.

Entre los beneficios físicos que esta práctica brinda, están:

1. Aumenta la flexibilidad, lo cual será muy útil durante el parto, y aumentará la posibilidad de que éste sea natural y de que la recuperación sea más rápida.

2. Ayuda a controlar la respiración, un elemento de vital importancia en el momento de la llegada del bebé.

3. Fortalece la columna, que se afecta por el peso que debe soportar sobre todo en las últimas semanas de embarazo.

4. Mantiene la agilidad y mejora la circulación sanguínea de la futura mamá.

Por lo que respecta a los beneficios psicológicos, se encuentran:

1. La mujer estará más tranquila y con mayor vitalidad.
2. Relaja la mente y favorece el sueño.
3. Mejora el humor de la embarazada.
4. Le hace sentir con más fuerza y energía para recibir a su bebé.

En el campo emocional, los ejercicios de relajación, respiración y meditación crean un vínculo con ese ser que ya está en el vientre. El canto de mantras permitirá estar en sintonía con el bebé, lo que favorecerá a tener una relación más armónica y equilibrada con él.
Por todo lo anterior, el yoga se convierte en una buena elección para descubrirlo en esta etapa tan especial para cualquier mujer.

Continúa en: Beneficios del Yoga (5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.