Beneficios del yoga (parte 5)

Yoga, beneficios 5Mejora la Circulación

El yoga hace que la sangre del cuerpo fluya con libertad. Los ejercicios de relajación favorecen la circulación, especialmente de los pies y de las manos. El yoga estimula la oxigenación de las células, las cuales funcionan con mejores resultados. Las posturas de torsiones estimulan la circulación de los órganos internos y permiten que la sangre oxigenada fluya hacia ellos cuando se suelta la postura.

Las posturas invertidas, como la “inversión sobre las manos, la cabeza o los hombros” (la Vela, por ejemplo), hacen que la sangre de las caderas y las piernas fluya hacia el corazón. Esto es de mucha ayuda si se sufre de hinchazón en las piernas, debido a problemas circulatorios, cardiacos o de riñones.

El yoga también mejora los niveles de hemoglobina y células rojas, que transportan el oxígeno a los tejidos. Esto ayuda a disminuir la incidencia de los ataques de corazón, infartos y formación de coágulos, que son muchas veces los causantes de los mismos.

Fortalece al Corazón

Practicar yoga con regularidad y disciplina da fuerza al corazón, ayuda a prevenir ataques cardiacos, mejorar las condiciones cardiovasculares y aliviar las depresiones. Si se practica el yoga en movimiento o asanas encadenadas (por ejemplo el tipo de Yoga Ashtanga), el trabajo que hace el corazón se podría considerar como ejercicio aeróbico.

Y aunque no se incremente el esfuerzo aeróbico, las asanas y los ejercicios respiratorios pueden mejorar las condiciones cardiovasculares.

Diversas investigaciones han demostrado que el yoga baja los latidos del corazón en reposo, aumenta su fortaleza e incrementa el suministro de oxígeno durante el ejercicio, lo cual demuestra el enorme beneficio que ofrece, aun cuando se esté practicando un deporte.

Bajar la Presión

Si padeces hipertensión, el yoga te será de gran ayuda. Los efectos de la Savasana (postura de relajación profunda consciente) son semejantes a descansar sobre un sofá. Estudios han demostrado que esta postura ha ayudado a mucha gente a disminuir hasta en 26 puntos los niveles de presión alta y en 15 los niveles de presión baja, después de practicar yoga constantemente, el descenso de la presión es evidente.

Disminuye la Glucosa y el Colesterol

El yoga reduce el nivel de azúcar en la sangre y el colesterol “malo” a la vez que aumenta los niveles de colesterol “bueno”. Se ha visto que los diabéticos que practican yoga logran disminuir el nivel de azúcar de varias maneras: reduciendo el cortisol y la adrenalina, con la pérdida de peso y mejorando la sensibilidad a los efectos de la insulina. Si descienden los niveles de azúcar, disminuirá el riesgo de complicaciones como ataques al corazón, fallas renales y ceguera.

Continúa en: Beneficios del Yoga (6)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.