Cómo preparar ungüentos curativos

Preparar un ungüento naturalAntes de empezar, vamos a dilucidar una duda: ¿cuál es la diferencia entre un ungüento (o pomada) y una crema? Básicamente, se distinguen en que la primera se hace con aceite y cera, y la segunda lleva también tinturas madre (extracto hidroalcohólico) que le da una textura más fluida.

Ahora que sabemos qué es un ungüento… ¡manos a la obra! ¡Y sana, sana, aquello que haya que sanar!

Para preparar un ungüento natural necesitamos:

* 400 ml. de aceite macerado de la hierba elegida para el ungüento (puede ser aceite de coco, de almendras, de girasol orgánico, de oliva, germen de trigo, jojoba… todos sirven, aunque hay algunos mejores que otros).
* Una cuchara de madera.
* 50 grs. de cera de abejas.
* 2 ollas que encajen una dentro de la otra, para hacer el baño maría (es preferible que al menos una de ellas sea de barro, donde vamos a preparar el ungüento, para estar más conectados con la tierra).

Ungüento curativo, procedimiento:
1. Se corta la cera en pequeños trozos, también es útil rallarla, así se derrite más rápido, al baño maría (se pone una olla con agua hirviendo debajo de la otra, donde estamos derritiendo la cera), a fuego mínimo, con dos cucharadas de aceite (del que ya tenemos previamente macerado en las hierbas).

2. una vez que está derretida la cera, se le va agregando el aceite, mezclando, poco a poco, hasta que estén totalmente integradas como una sola masa líquida.

3. cuando están integradas (unos cinco, diez minutos…), se apaga el fuego. Es importante que el aceite se caliente lo menos posible, sólo lo necesario para unirse a la cera.

4. Al enfriarse esta masa, ¡ya tendremos listo el ungüento curativo!

2 comentarios en “Cómo preparar ungüentos curativos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.