El garbanzo, propiedades


Propiedades del garbanzoAdemás de aportarnos mucha energía, es rico en fibras, proteínas, vitaminas y minerales. Las propiedades nutritivas del garbanzo lo hacen un alimento indispensable para una dieta sana y equilibrada.

No se puede determinar con certeza el lugar de origen del garbanzo; posiblemente proviene de la zona oriental del Mediterráneo, Grecia, Turquía o Siria, desde donde se fue extendiendo por todo el mundo.

Propiedades nutritivas del garbanzo

Lo que sí se conocen son sus propiedades alimenticias: es rico en proteínas, hidratos de carbono, fibras, hierro, fósforo, calcio, zinc, magnesio, potasio y vitamina B.

Las proteínas que aporta son incompletas desde el punto de vista nutritivo, si lo consumimos conjuntamente con un cereal (arroz, por ejemplo) obtenemos una proteína de excelente calidad biológica y en esa combinación logramos platos deliciosamente nutritivos.

Su elevado contenido en fibra facilita el tránsito intestinal siendo por este motivo útil en casos de estreñimiento, además de reducir los niveles de colesterol sanguíneo por contener grasas insaturadas.

A su vez, su aporte de carbohidratos y proteínas lo hacen muy adecuado para estados de astenia, y para niños, adolescentes y adultos que realizan esfuerzos físicos, como deportistas.

Otros beneficios del garbanzo:

Tonifica el sistema nervioso, alivia los síntomas de la menopausia, beneficia al corazón y mejora la lactancia materna.

Debido a su notable contenido en magnesio, fósforo y vitaminas del grupo B, necesarios para el sistema nervioso y muscular, el garbanzo es adecuado para afrontar situaciones de tensión psicofísica y de estrés.

¿Cómo se prepara? El garbanzo ofrece muchas posibilidades en la cocina: como legumbre, permite la preparación de platos muy diversos y consistentes, desde pucheros, cazuelas, fainá, paté de garbanzos, guisos, hasta variedad de ensaladas.

Necesita unas horas de remojo antes de usarlo; preferentemente se aconseja dejarlos la noche entera con abundante agua fría. Pasado el tiempo de remojo, enjuagar bien y cocinar en agua a fuego fuerte, en una cacerola tapada. Cuando hierve, seguir cocinándolos con fuego bajo hasta que estén blandos. Incorporar la sal al final de la cocción.

Recordamos que el agua de remojo de las legumbres, con excepción de las lentejas, se debe desechar.

Para prevenir la posibilidad de flatulencias y favorecer la digestión, se puede incorporar al agua de cocción un trozo de alga kombu o bien alguna hierva con propiedades carminativas como salvia, tomillo, cilantro, ajedrea o comino.

Además de cocidos, los garbanzos también se pueden comer germinados, en ensaladas o incluso tostados en una sartén o al horno, como aperitivo.

Te recomendamos nuestra nota “tres recetas vegetarianas con garbanzo” donde podrás aprender a incorporar este valiosísimo alimento en tu dieta.

Clases de yoga, videos...

Esta entrada fue publicada en Alimentación natural y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El garbanzo, propiedades

  1. Carla sue dijo:

    yo consumo garbanzo en una mezcla de granos enteros como lo son arroz, cacao, garbanzo, con canela y poca azúcar me ha dado mucha fuerza y vitalidad de nuevo les dejo el correo de este maravilloso pinole bendiciendotusalud@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>