Introducción al Yoga

El yoga es un estilo de vida saludable que surgió en Oriente y fue adoptado por los Occidentales luego de comprobar científicamente los innumerables beneficios que proporciona su práctica a nivel mental, físico, emocional y espiritual.

Se trata de una gimnasia corporal suave integrada con la respiración y acompañada por la mente. Al realizarla se unen cuerpo y mente para lograr un mismo objetivo.

Esta disciplina, creada hace milenios por grandes Maestros de sabiduría, permite trabajar tanto los órganos y glándulas internas como los centros de energía (chakras) que se interrelacionan con ellos.
En yoga se utilizan posturas (asanas), ejercicios respiratorios, relajación, visualización, concentración, meditación y la entonación de cantos o mantras (emisión de sonidos) entre otras cosas. A pesar de que su origen es antiquísimo se mantiene vigente y cada día se suman más personas para beneficiarse con esta práctica maravillosa.

El yoga no es para un grupo en particular de privilegiados: por el contrario, cualquier persona puede acercarse a él y sacar su beneficio. No hay límite de edad ni impedimento alguno; el instructor debe tener en cuenta algún posible malestar del practicante o alguna limitación física que posea para evitar ciertas posturas y trabajar sobre ellas para modificarlas. En cada caso, el yoga es el que se adapta al alumno. Practicarlo es la forma más natural de lograr equilibrio psico físico y mantenerse en buen estado de salud.

Es una filosofía práctica que cambia por completo la vida de quien la realiza: no sólo los beneficios a nivel físico son rápidamente visibles, sino que el ser interior logra encontrar un eje y una armonía muy difícilmente hallables en el mundo moderno. Vale la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.