La Eutonía de Gerda Alexander

La Eutonía surgió como emergente del padecimiento de su creadora, Gerda Alexander, que toma sus propios malestares y limitaciones para indagar y crear, en vez de resignarse. Esta actitud la condujo a los descubrimientos y hallazgos que fundaron el método. Eutonía significa “tono justo, armonioso, en constante adaptación”. Es una disciplina de abordaje corporal y uno de sus máximos objetivos es lograr “la dinámica y la fluctuación del tono psicomuscular”.

Todos experimentamos tensión y dolor muscular ante experiencias emocionales negativas, y también percibimos estados de distensión y armonía cuando estamos tranquilos, serenos en nuestro pensamiento y en nuestros contextos externos. Existe una estrecha relación entre el funcionamiento tónico muscular, las actitudes posturales, los procesos psíquicos y las emociones.

Dado que la musculatura siempre es “telón de fondo” de las emociones, el cuerpo desde su lenguaje y sus códigos anuncia o denuncia, se queja, a veces grita desde el dolor. Otras, en situaciones riesgosas, se acoraza a modo de protección.

El trabajo en la práctica parte del contacto sensible con la propia corporalidad. La eutonía despierta la capacidad que naturalmente posee el individuo de reaccionar, vibrar y pulsar según su deseo en cada circunstancia de la vida. Cuando esto no ocurre, la musculatura se tensiona, instalándose así la “coraza muscular” que forma parte del estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.