Los grupos alimenticios básicos y sus características

¿Cómo empezar a incorporar alimentos saludables sin necesidad de hacer grandes gastos de dinero, y sin modificar significativamente la estructura de las recetas que preparamos? Cierto es que quizás nosotros estamos listos y decididos para hacer este cambio, pero generalmente convivimos con el resto de nuestra familia, nuestra pareja, nuestros padres o con algún amigo que no tiene ganas de cambiar sus hábitos alimentarios.

Entonces es necesario que incorpores pequeños cambios paulatinos, que los guíen en este camino saludable sin necesidad de imponérselos, y sin siquiera que lo noten en sus platos diarios.

Para ello, te ofrecemos una breve lista de alimentos saludables que podrás incluir en tu dieta sin necesidad de hacer variaciones significativas a la hora de cocinar:

Frutas y verduras: la mayoría de las frutas y verduras tienen vitaminas, proteínas y minerales muy buenos para el organismo. No obstante, en algunas ramas del naturismo como el Ayurveda, la fruta no tiene un rol protagónico e inclusive se tiene a pedir moderación en su consumo debido al alto contenido de fructuosa (un tipo de azúcar) ya que retardan la digestión. También es sabido que la banana es muy mala para los diabéticos. Sin embargo, en términos generales, la ingestión de una fruta y verdura una o dos veces por día suele considerarse beneficiosa para la salud.

Cereales: los encontramos fácilmente, sin ir más lejos, en el pan. Claro que el tratamiento que reciban los cereales será un factor decisivo para considerarlos buenos o malos. El pan tradicional no es de lo mejor pero puede reemplazarse por el exquisito pan de centeno. Las harinas de trigo pueden reemplazarse por harinas de maíz, de centeno o de arroz. Los Cereales de Desayuno son productos industriales y refinados que no resultan de lo mejor y pueden reemplazarse por estos mismos cereales sin azúcar o por granola.

Lácteos: la leche es el primer alimento de los mamíferos y solemos consumirla durante toda la vida. No obstante, lo mejor para quienes gustan de la leche es reemplazar la leche entera por la descremada y la descremada por las leches sin contenido graso. Los quesos suelen ser beneficiosos pero los que son muy salados o duros (como el queso de rallar) no son adecuados para los estómagos frágiles y suelen ser demasiado salados. Para reemplazar la leche se puede beber jugo de soja no transgénica. La discusión sobre los efectos de la soja sigue abierta: están quienes sostienen que son el alimento más completo que existe y quienes sostienen que los elevados niveles de estrógeno pueden ser perjudiciales e inclusive quienes afirman que el consumo de soja resulta negativo para el mismo pensamiento crítico, algo así como si fuera el alimento que produce esclavos.

Carnes: fuente de proteínas y hierro como ningún otro alimento, las carnes es preferible consumirlas moderadamente y siempre tratar de elegir carnes blancas como pollo, pavo o pescado y las carnes rojas cocinarlas hasta que estén perfectamente cocidas.

Legumbres: los vegetarianos las utilizan como reemplazo de la carne por su elevado nivel de proteínas. No obstante, algunas legumbres como las lentejas son difíciles de digerir produciendo molestias estomacales (aunque esta misma característica las hace grandes limpiadoras de los intestinos).

2 comentarios en “Los grupos alimenticios básicos y sus características

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.