Los masajes, recuperando el equilibrio muscular

Existen muchísimas variables en relación a los masajes corporales. Entre los más conocidos se encuentra el masaje sueco (el clásico), que es aquel que permite que tus músculos se relajen, haciendo que tu circulación se active eliminando posibles dolores y ayudando a reducir el estrés. Este tipo de masaje fija su atención en el cuidado del cuerpo. Esta es la gran diferencia que tiene con los masajes orientales, donde lo que se desea es encontrar el equilibrio entre el cuerpo y la mente, regulando tu energía vital.

He aquí algunos de los masajes orientales más conocidos:

Reflexología
Masaje curativo que se realiza a través del tacto en zonas reflejas que se encuentran ubicadas en los pies, las manos y las orejas. Ayuda a combatir el estreñimiento, las lumbalgias y la mala circulación.

Ayurvédico
Existen muchas variantes del mismo, el más empleado es el Masaje Abhyanga, realizado con aceites. El mismo se realiza para proteger, hidratar y rejuvenecer la piel. También permite calmar el sistema glandular, controlar el sistema nervioso y estimular el sistema linfático, ayudándote así a combatir el estrés.

El aceite y los movimientos ayudan a que se eliminen toxinas, se relajen los músculos y se estimule el sistema linfático. Este masaje, al relajar el cuerpo y la mente, ayuda a combatir el estrés y crea el balance necesario para alcanzar la belleza interior y exterior. En India se considera que el Masaje Abhyanga es muy importante para mantenerse joven y proteger la piel.

Reiki
Principalmente brinda una profunda relajación muscular y emocional. El Reiki es una terapia natural que ayuda a transmitir energía para colaborar con todo lo emocional, lo mental y lo físico. Se caracteriza por ser un masaje muy suave. Entre sus beneficios, combate la fatiga y alivia desordenes emocionales, permitiendo a la persona que los recibe, energizarse en cuerpo y alma.

Shiatsu
Técnica japonesa basada en la acupuntura, pero no usa agujas. Ayuda a relajar los músculos y permite abrir los canales de energía del cuerpo, llamados meridianos. Suele realizarse este masaje sobre el piso. Entre sus propiedades, ayuda a relajar los músculos y mejora problemas de artritis, migrañas e insomnios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.