¿Qué es… el Aura? – Ejercicio para ver el Aura

Muchas veces hemos oído hablar que todos tenemos un “aura”. También bastante conocida la expresión “el aura de una obra de arte”, o “esa persona tiene un aura luminosa…” ¿Qué quieren decir con eso? ¿Será qué todos pueden ver el aura de los demás excepto nosotros?

El aura

Vamos por partes. La palabra “Aura“, proviene del griego y su significado es: brisa o aire.

Rodea a todos los seres vivos mediante un campo electromagnético que está directamente influenciado por el estado emocional, físico y mental de cada individuo. En él se refleja la personalidad y las situaciones vividas por las personas. Quienes lo han podido ver lo describen como una especie de halo de luz que sale de nuestros cuerpos, sin límites definidos y colorido.

Catálogo de los mejores Libros sobre el Aura al mejor precio:

Oferta
Cómo ver el aura en 60 segundos (ESPIRITUALIDAD Y VIDA INTERIOR)
  • Cómo ver el aura en 60 segundos (ESPIRITUALIDAD Y VIDA INTERIOR)
  • OBELS|#Obelisco
  • Español
  • Tapa blanda
  • SMITH, MARK (Author)

¿Cómo podemos ver nuestra propia aura?

como ver el aura

No podemos ver nuestra aura sin haberla sentido primeramente. Tomar contacto con ella, saber que está ahí y percibirla con nuestros sentidos está directamente relacionado.

Empezamos a sentirla primero con nuestra intuición y piel, para posteriormente pasar por nuestros ojos.

Primer Paso: Siente tu Aura

Sentir que tienes un aura te dará más confianza cuando intentes verla. Hay varios métodos para que intentes sentirla, pero no cabe duda que el más sencillo y conocido de realizar es juntar las palmas de tus manos. Esta es una práctica muy usual al finalizar las prácticas de yoga.

Manos para ver el aura

Para ello, coloca las palmas de tus manos a 30 centímetros de distancia una de la otra. Entonces en esa posición presta especial atención a lo que sientas en tus manos y cómo lo sientes. Esto lo realizarás durante unos 3 minutos.

Una vez pasados los 3 minutos, junta las palmas de las manos a unos 20 centímetros de distancia, una de la otra y repite el mismo el proceso prestando atención a lo que sientes y cómo lo sientes. Hazlo durante otros 3 minutos.

Cuando termine el tiempo, junta las palmas de tus manos a unos 10 centímetros de distancia, una de la otra y repite el mismo el procedimiento de las fases anteriores.

Para finalizar, termina juntando las palmas de tus manos a unos 4 centímetros de distancia, una de la otra y vuelve a repetir el mismo proceso de las veces anteriores.

la presencia del aura

Lo más habitual es que, en esta última fase, sea donde notes una presión ligera, algo similar a cuando introduces tu mano dentro del agua, pero mucho más sutil, puede que sea casi imperceptible si no prestas demasiada atención. Personas con una gran sensibilidad tienen la posibilidad de sentir su aura durante las primeras etapas, pero esto no es lo normal.

Analiza específicamente los cambios que vayas notando cuando acerques tus palmas. Lo más habitual es notar un cambio en la temperatura, pero puedes notar muchas otras cosas.

Debes realizar este paso hasta que hayas analizado y controlado completamente las sensaciones. Utiliza todos los días que necesites. Te aseguramos de que no será en vano.

Segundo Paso: Cómo ver nuestra aura

Todos tenemos aura

Lo primero que debes hacer es conseguir dos hojas de papel o cartón, una negra y otra blanca. Estas hojas te ayudarán a hacer como una pantalla para facilitar tu visión del campo energético. Hay algunas personas, que tienen más facilidad para ver mejor con un fondo blanco y por el contrario, otras a las que les resulta más fácil con fondos negros, solo mediante la práctica podrás saber con cuál te sientes más cómodo.

Tendrás que utilizar una parte de tu cuerpo para poder observar tu aura, esta parte serán tus manos. Te servirá tanto tu mano derecha como la izquierda, simplemente, utiliza la que sea mas sencilla para ti. Usamos las manos debido a que siempre se concentra mucha energía ahí y esto te facilitará el ejercicio.

Procedimiento para ver el aura con las manos

Como cosa importante, para que tengas en cuenta es que no vas a ver el aura con tu vista central, sino con tu vista periférica, es decir, tu mirada estará en una parte de tu mano, pero tu atención deberás ponerla en sus bordes. Es un poco complicado al principio porque estamos muy acostumbrados a enfocar nuestra atención donde ponemos la mirada.

En este caso, las personas que tienden a estar en su mundo o ensimismadas, suelen tener más facilidad y oportunidades para empezar a visualizar su aura.

Puede que tengas pequeñas molestias en tus ojos, debido al esfuerzo que vas a tener que realizar, que te lloren o que te marees un poco. Incluso  las primeras veces, es posible que una luz te ciegue de forma momentánea. Pero no tienes que preocuparte, esto es completamente normal, ya que tienes la visión periférica atrofiada y necesitas recuperarla.

Como es el aura en el ser humano

No hagas grandes esfuerzos, empieza con unos pocos minutos al día y solo cuando te sientas cómodo, podrás extender el tiempo. Recuerda que tus ojos son un activo muy valioso y debes cuidarlos, por eso te recomendamos nuevamente que no te excedas mientras aprendes.

Ejercicio para ver el Aura:

Coloca una de las hojas de papel debajo de la mano que deseas ver, a una distancia de entre 10 a 30 centímetros.

Deberás tener tu mano abierta y tus dedos ligeramente separados para que también puedas ver su energía por separado. Ahora coloca tu mirada en el centro de la mano, pero úsala como un punto de fuga, es decir, aunque tu vista se dirija al nudillo del centro, actúa como si quisieras ver más allá, es decir, como si quisieras ver  la hoja de papel por detrás de tu mano. Es posible, que te resulte de utilidad desenfocar tu mirada ligeramente.

Ver el aura con las manos

Poco a poco debes ir viendo como una neblina transparente rodeando tu mano (es tu doble etéreo) y a medida que pasan los segundos, debes descubrir esta neblina con tus propios ojos. Después de unos minutos, descansa e intenta el mismo ejercicio con la otra hoja de papel.

No es habitual que la primera vez que veas colores en esa bruma lo más normal es verla transparente y fina. Pero a medida que continúes con tu práctica, cada vez verás más claramente que esta niebla se vuelve mucho más espesa y adquiere otros colores. Recuerda que no necesitas ver nada sólido ni de ninguna forma en particular.

A veces podrás apreciar que alguno de tus dedos parezca más largo que otros, o que la niebla es más densa en un área de tu mano que en las otras.

A medida que avances en tu visión áurica, puedes ver qué significa cada color, visita nuestro post: “Qué son… Los colores del aura”. Que tengas suerte… ilumina tu visión, y adelante…

Namasté!

Echa un vistazo a estos artículos relacionados:

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario